Estamos habilitados para actuar como Peritos Navales en los Juzgados de España con una sólida base jurídica, necesaria para el perito náutico. Actuamos como peritos nombrados por cualquiera de las partes, o como peritos nombrados por el Juzgado o Tribunal. Con ello pretendemos dotar a nuestros clientes del mayor respaldo técnico en caso de litigio ante los Tribunales de Justicia.
Los principales clientes que pueden necesitar un perito judicial naval son: armadores de barcos, brokers náuticos, astilleros, varaderos, compañías aseguradores, juzgados o tribunales de justicia, clubes náuticos, abogados maritimistas, empresas de custodia e invernaje de embarcaciones, marinas secas, y talleres o reparadores navales.

Contáctenos aquí.